domingo, 10 de abril de 2016

PUENTE Y ROSAS


 

ROSA COMO PUENTES

 

Dice la rosa cuándo se deja de ser joven

Y el dolor ya no responde.

Dice el puente cuándo gozarás del silencio

Y el muerto  continúa muriendo. más

Dice la rosa  cuándo se vaciaban las montañas

de sus copas

y entonces olvidaban convidarse  al sol,   pleamar


 

 '-como puentes       aire puro'-
-hay bolas de fuego
-diez años de inmovilidad
-un enjambre de abejas cantarinas
-dos ojazos en alza/que enloqueces
-en desfile feliz de navíos en tierra
-una, solo una, bóveda celeste hecha aristas
y hasta un sombrero azogado

para asonetarte  el día   de secretos      
hoy mejor. mejor,  la sombra de alas
que otro solo de soles
-casi fucsia de tan raros-

/hay invertido un

P

U

E

N

T   

de  galas. las algas  sorpresa/

 

 

Oh las  rosas mías / bienhalladas

esa impaciencia 

 entre espinas.  este  desmemoriado  aliento
que te  infunden  mucho antes que   nacer
a ESTE  fecundo trasluz  que te digo.  el  pálpito inseguro /

ese  benigno  semilunar pletórico

entre pasos  de peregrina

hasta  imposible comprender

qué tan poco sirvió el dolor
¿lo llamaréis éxtasis  sin horas, despoblado

que un mar contenga
flor de orilla
vencida al llanto?
            os pertenezco
pues llego
pues ando
pues desplomo un ovario de pregones
pues resurjo de la llama al silbo
pues callo cuando vivo
pues vivo cuando duelo
pues por eso, y en  baile delincuente  más de lejos 

/sin dominio no hay secreto 

de valles.    desparramo
oh,  aun despreciar silencio
y es olvido ser tuya mi memoria
y oscurecida tierra

y si  fuese dolor

solo eran R O S A S

****

martes, 22 de marzo de 2016

HARTOS


Estoy hasta el moño de los atentados, de dar mis condolencias, de solidarizarme con las víctimas, de repudiar la islamofobia, de recordar que la mayoría de víctimas son musulmanas, de pedir un trato justo para los refugiados. Estoy hasta el moño de las bombas, de los locos, de los jefes y personas de Estado que se benefician de la guerra y no la paran, sean de aquí o de allá; de los hipócritas, de los mafiosos, de los sensacionalistas, de los fundamentalistas, de los cobardes que se refugian en el neofascismo como faldas de mamá. Estoy hasta el moño.
Y además estoy muy triste














lunes, 22 de febrero de 2016

NOSOTROS, IMAGINARIOS


                                "No es ópera la muerte: es obra
                                   de  cámara sin instrumentos
                                   ni voces fuera de la del difunto..."
                                        -Armando Uribe-




MATASTE LA MONJA



"Donde no puedas amar, no te demores"

Frida Kahlo






tengo la espalda caliente/ me llega a doler
la espalda

me incorporo
cojo la almohada
la palpo
me quemo los brazos

no quiero estar nunca más de esta manera

ni despertar en casas de 10 dólares por día con derecho a desayuno
sábanas limpias
toallas secas
y una caminata de cerros que ensordece
todos y cada uno de los pasos
que no alcanzaste a leer
por esa torpe manía tuya de golpearme los ojos
cuando en una matanza de promesas
se nos largaron a llorar los dedos


le arrojaste una avalancha de pájaros muertos a su rostro

le dejaste un vértigo de azufre
ahí donde se van a dormir los trajes

mataste la monja 

y cuando ya empezaba la luz a perforar los campos
le robaste un verso  sueño
a quien no le importaba ni su propia vida
mientras su mujer le susurraba "un día mi amor vas a partirte en dos
                                                        y yo voy a mostrarte mis cuchillos"
















martes, 19 de enero de 2016

DE QUIÉN, LA LUZ Y EL MUNDO




['La cabaña'  Sarco  Lange  2015]








LAS LUCES DEL MUNDO

 

este mundo
es de las mujeres impúdicas
de las que usan tacones altos y no creen en Dios
de las que se culpan por el viento que las daña
de las que viajan al epicentro de su dolor
y se marean en ese ácido y fatal arpegio

de las que cazan mariposas debajo de las olas
y piensan en sus esperanzas
y se les hace un nudo en la garganta

este mundo
es de las mujeres
que escriben poesía

de las que se duchan por las mañanas
y mientras lo hacen
les corren lágrimas por las mejillas
porque piensan
que no van a poder lograr nada en esta mala vida

de las arpías, de las zorras, de las que alguna vez
rogaron un polvo en medio de la noche
y la noche se les hizo hielo

y regresaron solas

este mundo es de las vírgenes violadas
de las niñas monstruos y sus porfías
de las que viajan en el metro
y se dan cuenta que todo es imposible

de las angustiadas
de las que toman antidepresivos y analgésicos
como si fuesen golosinas de baja monta
de las que no tienen padre ni madre
de las lesbianas, de las divorciadas, de las mal queridas
de las que han querido suicidarse
pero tuvieron miedo en el último minuto

de las que se drogan y alcoholizan
porque sienten que en sus almas
transita el tren feroz de la tragedia

de las que se les corre el maquillaje cuando lloran
y en el kilómetro cero de su propia angustia
ven una luz que alumbra su desprecio
pero saben que es sólo un espejismo

de las apocalípticas
de las impronunciadas
de las que se avergüenzan de tener pánico en los ascensores
de las que trabajan ocho horas diarias
y llegan a casa
y sólo encuentran un desierto maldito hecho de sombras

este mundo es de las mujeres que fuman
y saben que el cáncer es una más de las posibilidades


de las que tienen sexo con las luces apagadas
y después de hacerlo se dan la vuelta
y se quedan con los ojos abiertos toda la noche
mientras sus parejas roncan como cerdos asquerosos

de las pérfidas, de las anormales, de las rencorosas
de las que escriben versos mientras se masturban
de las que aun creen que la vida sirve para algo
pero caminan por las calles y se ríen solas
porque saben que de verdad
esta vida no sirve para nada

de las que se creen árboles

de las que se comen las uñas
y les tiemblan las manos
de las que vuelven solas de las fiestas
y se meten en el círculo vicioso de la podredumbre

de las que sufren por la maldita celulitis
pero no se dan cuenta
que en realidad son unas diosas

de las indignas, de las impuras
de las que viven perturbadas
porque ellas son como santas
que dan besos de colores

esta vida es de las mujeres abandonadas
de las que viven en mil metros cuadrados de tortura        MUJERES
y piensan que los pájaros
son los ángeles drogados
de un paraíso que aun no tiene nombre

de las que sufren







de las que viven asustadas

de las que no pueden tener un hijo
y de las que pudieron
pero se les murió en una mañana soleada de diciembre
de las que se sienten viejas siendo jóvenes
de las desposeídas que no se lavan los dientes
de las perdedoras, de las fracasadas
de las que prefieren no apostar porque odian la mentira

este mundo
amigos míos
es de todas ellas

ellas
son el sol

ellas
son la luz       paraísos

a dar
la vida por ellas


 



 
 


 

martes, 12 de enero de 2016

torre de marfil casa de oro


















<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/dy790x_1th4" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>






"...de tu cansancio doblándote hacia las olas
Te dicen que más allá está el final
de la tierra
que allí el mar se derrumba, que tu mar
amado se derrumba y que los barcos
nunca han vuelto..."

-Raúl Zurita-








tres de la mañana/ te diriges al balcón/ la ves/ te dices a ti mismo que la brisa tiene tantas salidas como unicornios tiene su pelo
su pelo es la casa donde renacen las bestias
entonces hágase la luz
y al amor la oscuridad
que los atuendos son estrafalarios
en tu vestir debajo de los grillos
mírala dios mío
mírala por dios
tose despacito mecida entre los chales
tiembla la misma mujer que abierta mató sin querer su párpado,
llevaba una blusa blanca debajo de las tetas/ su corazón era del tamaño de tres hombres bellos
uno encima del otro
respiraba y era el mismo infierno
sacas el 5° cigarrillo/ ella está inmóvil/ sonríe/ se ríe/ llora como riendo
escupe la brasa encima de tu hediondo reposo/ se te lanza al cuello dando patadas
arañazos
te muerde
te quema de lejos
y no la espantas
cómo te ha ido en la vida?/ sé que lograste sortear el huracán que asoló tu noche/ me alegro más de lo que sospechas/ aquí las cosas marchan no muy bien sabes?/ mi vieja se siente más sola que nunca/ cada día le cuesta un siglo caminar/ el país se está yendo a la mierda/ parece que voy sano de hospitales pero enfermo de cortinas/ duermo pésimo mejor dicho ya no recuerdo qué es dormir/ llevo una maleta cargada de meses en vigilia/ me cambio de casa/ me voy a un lugar que funcionó por años como geriátrico/ hay que hacerle un montón de reparaciones/ las murallas con un leve sacudón más y se derrumban/ las vigas del techo están descuadradas/ todo es viejo/ debo instalar agua potable y hacer un jardín,
plantar flores/ muchas flores/ flores por todos lados/ millones de flores
quiero todas las flores del mundo en mi nueva casa
para ver si al fin logro soñar tu sueño en los bares de un paisaje
pero eso lo veré después del verano
ahora estoy en Isla Negra
me vine de nuevo
y creo pasaré mi cumpleaños en este bosque de eucaliptos y gallinas
no sé hasta cuándo dibujaré la nueva cirugía que me lanzaste de golpe a la cara
—no tenías para qué hacerlo—
yo creo que esta temporada bisiesta por aquí me encontrarás
voy a Santiago los lunes y regreso en las noches/ mi hermana ve a Conchita/ en este lugar no necesito mucho/ cuando me da hambre bajo al pueblo/ los almuerzos son baratos/ la playa está preciosa
y vosotros sois una manga de egoístas como jamás en la vida conocí
no tenéis el más mínimo respeto con nada que no sea vuestro ombligo
surge bien
eleva los colores
impide que se te contagie aquella peste de chiqueros
hazlo de la mano
no de los fantasmas
que esos ya no existen más
se murieron en la boca seca
en el bostezo que salió con rabia
en la falda que se cayó en el metro
sin saber si era o no la última estación
cuando el orgasmo/ tu biblia/ mi religión de avispas y granizos  granizos
fui
cuando la barba me tajeó en la cama
fui
cuando no quedó otra que marcharse,
cuando la canción
dejó de ponerse a cantar
y marcó las ocho del silencio
yo me fui
   que regresé a la cabaña
   con trapos verdes y un altar de cafeína
   ojeras lustradas
   10 kilos de menos
   y tú,
   Alfonsina
   tú, ahí
   del otro lado
   y en este mismo lugar
   tú,
   hija de Lorca
   del asfalto/ de Dalí
   de la Pizarnik/ Parra
   Ho Chi Minh y Baudelaire,
   de mi madre
   que entre los nidos
   te lame los pelos
   cuando sin saberlo te sembró por la mitad
   tú,
   santa y demonia
   púlpito y tambor
   agua bendita quemándome todo el pan
                           estoy desovando cerros
                                               y me atoro
   yo,
   cuerpo sagrado que no es ni cuerpo ni sagrado
   tampoco el torpe pañuelo
   que le quitó los mocos a tu fiera,
   estabas drogada mujer
   revoloteando en círculos sobre los fardos
   si digo mujer no alcanzo a decir tu nombre
   hazme un favor/ coge de una vez la maldita pistola
   ven a casa
   entra infiel y maravillosa
   mira todo con un escándalo en los ojos
   dispara/ abre fuego/ arrasa y no dejes nada de pie
   mata incluso las pulgas de mi hogar
   préndele fuego a las cornisas
   liquida mis mascotas/ asesina sin asco a mis perros
   y a la gata
   vuélvete huracán
   despeina mi orden
   castiga la inocencia de los libros
   ábreme el pecho
pero ábremelo bien
no vaya a ser cosa
que por no hacerlo
germinen los huesos donde ayer se nos pudrió el color




Sarco Lange

jueves, 7 de enero de 2016

FLOR'es DE UN DÍA



    *De un día para otro*

    'aún no sé si existían ángeles
    y los soñaba íntegros de alas tupidas
    color miel...
    y flequillo roto


    ' no sabía si madre no hay más que una

    y emisora, la que hay 
    -que el viento no destruya-


    'si  una razón
    de peso posa y pasa
    feliz para la historia
    -y entonces la estrellica de enero
    viste de ojos abiertos
    con la escasa luz de un siete
    porque le flota al ambiente
    ese arcoiris tristón
    -uno, solitario-
    bajo el epígrafe poético
    que solo Dios no llamará jamás
    *hoy comienzan las rebajas*
    //o la sinrazón es quien conduce//
    porque de versos no hubo
    más que uno
    imposible de
    e
    s
    c
    r
    i
    b
    i
    r


    [P-----R] 07 de enero

lunes, 4 de enero de 2016

Mitrídates del Ponto

sarco lange

una lástima de abrazos






de fierro
de encorvados tirantes de enorme fierro
tiene que ser la noche

Jorge Luis Borges








no me acuesto antes de las cinco de la mañana
porque si me acuesto antes de esa hora
me da por desollar el animal

construyo hospitales sedientos de velorios
perturbados
furiosos
ellos,

intratables en el infierno vegano
de una calamitosa lista de espera
cuando sabes muy bien que ya no existe
esa/ ni ninguna otra

la fila llega hasta los baños
hasta más adentro de los inodoros
hasta el epicentro mismo donde flota la caca

tranquila
siempre hay alguien que tira la cadena
para saber cómo huele el insomnio
en el infarto azul de tu voz acumulada

de modo que no me acuesto antes de las 5

y claro,
también se me viene a la cabeza el coral perdido
de tus célebres amparos comunistas
pero eso tal vez era otro poema
uno que lo bordaste a ras de otoños y en el suelo
allí donde la esquina se hizo abril
y maratón

entonces/ macho
no me acuesto

para qué hacerlo,

mejor dilato la pausa
y el esfínter 

le hago trampa a la noche

le hago trampa a tus canciones
prendo inciensos/ apago la hora
te riego las plantas

restauro el bosque
en el que le measte el corazón a mi manzana
y a los aviones que te defendieron la vida
aquella madrugada de escarcha y cada pétalo fue la rosa
¿viste ese puñado de flores en el cielo?
era una lástima de abrazos/ un guiño
casi un gesto atropellado
y marchito el perro
en la casualidad

así de piedras
tu agua,



o llámalo
 quizás 
la insolencia precisa en mi apareo 

el crudo

el que no se ofendió
por soportar ese vestido
y su bestial doctrina

hay otros que se hacen una paja


yo no,

yo levanto mi cruz en tu pajar